Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / ESA ETERNA COSTUMBRE DEL CARNAVAL
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

ESA ETERNA COSTUMBRE DEL CARNAVAL

El Negrito Mendoza le coloca el delantal al cliente.



- ¿Quiere corte de Carnaval?



El cliente lo mira con cara de asombro.



- Es cortito, para que no le quede el talco. –

Completa el peluquero.



Después, mientras van cayendo los cabellos, vienen las

anécdotas. El Negrito Mendoza tiene dos virtudes para el

caso: ha vivido, y lo recuerda. “Entonces era pura caja,

erquencho y flauta. Muchos no sabían leer, pero todos

sabían concertar coplas de lo lindo. No las aprendían, las

hacían nomás. Si querían amar a una joven, o describían la

ropa de alguno. Las mujeres se vestían con todos los

colores, hasta en los sombreros se ponían cintas de

colores.”



Cuenta tan bien que hace que uno se imagine enseguida las

cosas. “Las cajas eran más grandes que ahora, y la tonada

más larga. En Tilcara copiamos la de la gente del Norte,

pero antes era más larga, se esperaba que la caja deje de

vibrar. Eso se llamaba saya.” Luego cuenta lo de los

disfrazados: “Unos se disfrazaban de viejitos, bien lindo

era. Con la barba así, la joroba, el bastón. Hacían que se

caían, que tropezaban con una piedra, y venían los diablos

y los pateaban. Y no faltaba el que decía: pobre viejito,

¿porqué le hacen eso? El disfrazado pataleaba como si lo

patearan de verdad.”



“En cada casa había asado con choclo, papa y queso. Y si

uno no sabía y decía que ya había comido, el anfitrión

reclamaba: no me desprecie el Carnaval. Lo recuerdo de

Juella, mi madre era de apellido Peloc, bien de Juella. Y

uno agarraba un choclo, una papa, uno, dos trozos de asado

y los ponía en la alforja. Y no se conocía el vino, era

chicha. Bien hecha, de maíz. Bien líquida era. Y mistela

de airampo.”



- ¿Como?



- Le llamaban mistela, se hacía con el fruto del

airampo. Ya no se hace más. Le daba el color.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /