Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / EL CIERRE DEL CARNAVAL CON LOS FORTINEROS DE TRES CRUCES.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

EL CIERRE DEL CARNAVAL CON LOS FORTINEROS DE TRES CRUCES.

En el ´73, un grupo de trescruceños pensó en formar una

agrupación para “salir al campo y hablar macanas”.

Entonces no era más que eso, lo que con los años se dió en

llamar los Fortineros. Su mojón se estableció junto al de

Las Flores de la Puna, y se encontraban el Domingo del

Carnaval Chico, pero la cosa fue creciendo y creyeron para

bien diferenciarse. Durante tres años se despidieron del

mojón, respetando las tradiciones, para trasladarlo al

tercer potrero y pasando el día al Sábado del Carnaval de

las Flores.



“Así termina el Carnaval, ya no hay más fiesta”, nos

cuenta uno de los fortineros. El tercer mojón es parte de

la chacra de doña Dionisia y don Gregorio Mamaní, a

quienes se les lleva asado y vino como pago del arriendo

carnavalero. Viven en casas de adobe sobre un morro, y

desde allí miran la ocurrencia, donde un saxo, una

trompeta, un trombón y la percusión de Diego Lamas y

Fortaleza, trajeron de Abra Pampa un sonido que está

ausente en el profundo silencio del resto de los días del

año.



Hacia arriba, subiendo el faldeo, el lado de una serranía

que se yergue en pliegues rosados, y en algún escondite de

sus surcos, el antigal. Se dice que no es anterior a la

llegada de los incas, que lo levantaron como tambo para el

tránsito de su camino, que baja por la quebrada de Cóndor.

Pero, más allá, hay pinturas rupestres que delatan la

antigua vida del lugar, en la frontera de las culturas

cochinoca y omaguaca. Por el faldeo, que parece abrirse

con la sensualidad de la misma tierra, baja un arroyo que

se amplía en piletón junto al mojón, donde se enfrían las

bebidas.



Salida de hombres, la de los fortineros no deja de ser una

ocasión para bailar bajo la media sombra donde se extiende

la mesa y se sirve el asado, cuyos restos levantará un

carancho que primero sobrevoló, y al fin buscó,

confianzudo, pie en tierra. Más allá, cuando la fiesta se

extendía hacia el camión de transporte, el arco iris

nítido se tendía desde el suelo. Señal de que ha llovido.

Pero desde el mediodía hasta el atardecer, los

ceremoniales propios, que a fuerza de repetirse en estas

tres décadas, parecen tan sencillos como inapreciable: la

chayada al pie del mojón, el bautismo de las nuevas

autoridades en una ceremonia de floreo con serpentina y

talco que prosigue a la propuesta y la votación, la

bienvenida a los nuevos fortineros, generosamente bañados

en vino, en cueros, arrodillados.



El regreso a Tres Cruces parece el viaje de Homero Simpson

a Nueva York, ya sea porque la bebida nunca fue

mezquinada, ya por el recuerdo de la brisa acariciando el

tolar, el sonido de una banda esparciendo su ritmo hasta

la inmensidad del horizonte, atestiguada por un cuis en la

boca de su cueva o por doña Dionisia, que con su rebozo

verde y su sombrero lo compartía todo desde la altura de

su cerro, y el murmullo de los hombres. Un murmullo que,

visto de cerca, era muchas veces los recuerdos del andar

de cada uno, en tantas oportunidades triste, como

pretextando el alcohol. Pero de eso no se puede hablar,

porque son intimidades que se cuelan en la tarde a 4.000

metros sobre el nivel del mar, y ese placer de “decir

macanas”, que tantas veces no son tales aunque

preferiríamos que lo fueran.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /