Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / J´APIULLU
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

J´APIULLU

Una caricia se desentiende de la noche, en el horizonte,

cuando el Sol aclara. Un rubor del cerro se extiende en

una sonrisa que no me es ajena aunque no sea mía. Las

raíces, tan dulces como pueden, acarician mi espalda con

sobriedad de piedra. Un beso del arroyo desciende por mi

vientre donde se detiene para entornar mis ojos.



Hojas pequeñas y ásperas caen sobre mi bello. Una brisa me

recorre el muslo acompañando la ya tibieza del día. El

rumor de las aves me excita y adormece cuando los senos

erguidos del oriente nacen en el alba. El sabor metálico

de la muña muña se esparce como incienso, y me sorprende

el estertor del mundo sin siquiera suponer la piel de una

mujer.



Me han dicho que los duendes que castigan el pecado están

en la frontera del mundo, donde presiona la vida. Si

quisiera, vería a dos que juguetean con la inocencia

abierta de la niñez, pero que sin embargo son adultos. Él

ama los senos que amamantan como manantiales de placer,

ella se acerca con la intención de ordeñar mi fertilidad y

dejarme exhausto... Sin embargo no hay siluetas, sino

extensión terrena hasta los cerros, sobrevolada por un

viento susurrante, palpitando vida. Y no hay pecado ni

castigo, hay deseo.



Palpito ebrio de esperar. Un suspiro me contrae el vientre

y me extiendo con la calma del arroyo que vierte su

fecundidad en la acequias.

Utilizo j´apiullu como femenino del qheshwa j´apiñuñu.

Este es el nombre originario del duende, formado por

j´api: asir, y ñuñu: teta. Aunque se le haya dado una

función de castigar a las madres que han abortado, parece

haber sido el deseo sexual que despierta la naturaleza.

Ullu es la palabra runasimi que designa al pene.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /