Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / TRENZADO DE PAJA SUCIO PRIMERA PARTE LA DESGRACIA
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

TRENZADO DE PAJA SUCIO PRIMERA PARTE LA DESGRACIA

1



trenzado de paja sucio y naturalmente mimetizado con la

tierra

con un nudo en el extremo

¿qué habrá sido? lo mueve con la punta del pie



la espalda se dobla hasta la nuca y la mano cae hasta el

suelo a recogerlo

lo mira con lentitud delante del cerro

es una simba perfecta que supone de la mano de una

pastorera y vuelve a caminar por el sendero que baja

lleva en el burro queso yuyos charqui y se deshace el

camino en calle



negocia en el mercado muy rápido

la platita en la mano le quema con gusto

tal vez haya zapatillas y los changos felices y entra al

bar

siempre entra al bar tras la venta donde la televisión

chilla y el compadre bebe



2



cuesta ver al burro en la noche y con la macha pero llega

siempre llega al burro que le guiará los pasos

hay luna



levanta el cierre de su campera hasta el cuello

el calor del alcohol es falso y breve como un beso

que se le da a una china que no debe tener nombre

y muchos hijos de cualquier padre moqueando

mocos con tierra allá en el patio



el calor del alcohol es falso y bebe más y coquea

los pasos van por donde siempre ellos no se olvidan

ni el burro cargado con las compras y otro trago

porque el camino es largo y la noche



sube y baja el cerro por el camino que es de nadie

ni aparece en su camino sino para ser cuento

porque algo ha de ser quien se cruce en su camino

y basta susurrar un padre nuestro para conjurarlo



3



la casa la vió allá abajo en la noche y al llegar era de

día

y antes de llegar un rezo en la capilla para agradecer el

viaje



ella lo ve poner el bulto en la mesa y le sonríe

las zapatillas están está el remedio de la beba

y levanta el bulto para poner los platos

sopa caliente con hueso y haba y vino

pan que amasó en la ausencia y en silencio

y el se va a descansar, la panza llena

y ella limpia la mesa, pone el bulto

y allí la trenza sucia y perfecta ¿qué será?



la mira a la luz de afuera y se sienta bajo el molle

la mira y la toca porque es pobre y sencilla

y la pone en la capilla como si fuera cosa sacra



4



la peste enflaqueció al ganado matando mucho y se secó la

chacra

y para protegerla alzó la hacienda al puesto

como a tres horas de la casa



antes de partir se miraron en silencio

y vieron las zapatillas a un lado

como un talismán precioso que no se iba a repetir



aquella había sido la última venta

y en su andar sólo pensaba en que había trabajado

había agradecido

y como un fuego el destino se lo había quitado todo

y había que comenzar de nuevo



pensaba mientras los animales subían el faldeo

pero así son las cosas

tiempos buenos, tiempos malos

cada mañana hay que comenzar



5



le avisaron los vecinos pero no entendía bien qué le

avisaban

y dejó los animales para regresar a la casa



con el andar fue comprendiendo pero no era posible

y una necesidad de apurarse y un deseo de no llegar



vio la casa en el valle desde el abra

¿será allí? se preguntó como si pudiera negarlo



6



un policía de consigna en la puerta

en la cocina las cinco bolsas negras con los cuerpos de

los niños

en una silla sentada su mujer

con el relato atragantado en la garganta

temía mirarlo a los ojos

¿para qué verlo?

¿cómo verlo?



7



era como el viento norte

le dijo

un ulular que viene del cerro

no lo se

y me desesperaron los brazos



lo viví todo

no lo puedo olvidar

pero no era yo

eran mi mano y el cuchillo



una hora habrá sido un rato

fue la beba y los más grandes corrieron

como si les pegara

pero los alcancé y lo hice –



se hundió en silencio

y él dijo: ah



ya todo había terminado

estaban las zapatillas junto al foguero



8



hace tiempo que vive en el pueblo

no quiere regresar



a las semanas golpeó a la puerta de su compadre una vieja



fue la simba en el oratorio, le dijo

es simba del diablo

debe pagar en el suelo donde la encontró

debe hacerlo porque hay que seguir,

le dijo como se le dice a un burro

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /