Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / CHAPOR EN EL AVENDAÑO NOS MUESTRA TILCARA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

CHAPOR EN EL AVENDAÑO NOS MUESTRA TILCARA.

Entre la caricatura y el ideograma, Martín Chapor recrea

gestos, rostros, alucinaciones y movimientos del mundo

quebradeño. Viendo sus obras de pequeño formato, uno llega

a pensar que se trata del símil moderno de aquellos que

dejaron sus huellas en las cuevas. La visión de las cosas,

en Martín Chapor, es arrancarles un trozo, y en esa

violencia instalar en la naturaleza una nueva comprensión.

Seguramente, después de las llamas que alguien, hace miles

de años, dibujó en una cueva, o de las águilas que otro

tallo en una piedra, ni las llamas ni las águilas

volvieron a ser las mismas.



Cuando Chapor toma un rostro, lo sintetiza a tal extremo

que no nos permite verlo igual que el día anterior, cuando

nuevamente lo cruzamos por la calle. Podríamos decir que

enloquece la realidad. Un movimiento corporal, sintetizado

en sus trazos básicos, aumentado con la profundidad de sus

colores primordiales y estilizado hasta la sencillez de

una parodia, es de tal modo una burla de ese movimiento

que al reconocerlo luego en un cuerpo no podemos sino

horrorizarnos.



Su obra puede parecer grotesca, y por momentos se vuelve

deliciosa, y uno se pregunta si ese tono no tiene la vida

para su mirada. ¿Acaso los antiguos egipcios se veían a si

mismos con la incómoda perspectiva con que se retrataron

en las paredes de sus tumbas? Más que una visión, la de

aquellos, como la de Martín Chapor, son interpretaciones

de la vida. Son el cuento en que nos dicen como nos ven

sus ojos, y ya que los ojos no son jamás un mero espejo,

su obra es una opinión descarnada de Tilcara, de un

movimiento escogido al azar entre los tantos movimientos,

de una boca que pretende decir algo trascendente, de unos

ojos que se tienen a si mismos por seductores, de la

pesadilla en que aparecen los duendes.



Queda por pensar cómo sería Tilcara si cada uno de sus

habitantes aceptara la opinión que de ellos tiene Martín

Chapor, si se socializara su visión al extremo de que

todos los ojos reprodujeran la visión de los suyos, y los

turistas, en vez de postales fotográficas, se llevaran

reproducciones de sus cuadros como recuerdo. En todo caso,

podemos decir que sería un mundo más sincero, tal vez

descarnadamente sincero. Martín Chapor tiene el valor de

exponerlo, y tanta es su sinceridad que poco se lo lee y

se lo tiene sólo por un pintor.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /