Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / LOS RIESGOS DEL ESPEJO EN LA INTERPRETACION DE LA IDENTIDAD QUEBRADEÑA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

LOS RIESGOS DEL ESPEJO EN LA INTERPRETACION DE LA IDENTIDAD QUEBRADEÑA.

1. La interpretación de los símbolos quebradeños tiene

dos errores recurrentes en lo que hace a su construcción

dogmática.



2. Definimos construcción dogmática con respecto a la

validación de sus significados y a las autoridades

competentes para ello.



3. Uno es la búsqueda de las raíces fuera de la

cultura viva.



4. Desconoce al hombre quebradeño como artífice e

intérprete suficiente de su mundo, colocando al

significador de sus símbolos fuera de su marco cultural.



5. Una mirada tiende hacia la aparición de datos

arqueológicos como nuevas raíces que aportan a la identidad.



6. Esta mirada tiene una doble falla:



7. Parte de una interpretación que se corresponde con

el pensamiento de las autoridades vigentes en el mundo

académico,



8. tiene por objeto signos culturales que no remiten a

la cultura viva para significarse.



9. Ambos elementos colocan a este nuevo dato de lo

antiguo como algo externo a la identidad.



10. La cultura viva produce sus propios intérpretes que

son quienes dan vida a sus símbolos relatándolos en el

marco de sus actividades artístico-artesanales.



11. La palabra de la autoridad académica puede aportar

más para el estudio de la cultura académica.



12. La iconografía por él interpretada es el reflejo de

un símbolo creado por una cultura (la estudiada) dentro del

sistema de oposiciones de su discurso (el académico).



13. Al carecer de significado en la cultura viva, el

dato arqueológico es presa de cualquier interpretación.



14. Más complejo es cuando a la interpretación de otro

se opone una propia, implícita en el relato.



15. Esto sucede con la palabra de otras autoridades.



16. Un concepto extraído de la crónica antigua o de la

palabra de un abuelo, interpretada en el marco de otro

orden de valores, encuentra su significado en este nuevo

orden de valores.



17. Del mismo modo, una fiesta patronal, remitida a la

lectura del santoral, carece del significado que le da la

comunidad según su memoria y su calendario.



18. Este juego de reflejos da a entender uno anterior:



19. La comunidad recibe un dato: una iconografía

rupestre, un concepto en lengua antigua, el nombre de un

santo,



20. y con el sólo hecho de repetir esta palabra dentro

de su sistema simbólico, le da un significado propio que

sólo puede comprenderse en el marco de su propio relato.



21. Ese relato no sólo se corresponde con la

comprensión de su significado (ej.: el duende es el hijo

malogrado por un aborto).



22. La comprensión cabal del signo se da cuando la

atraviesa una experiencia personal (ej.: el miedo de saber

que el duende está fuera de la casa).



23. El relato propio de una cultura es la

interpretación suficiente de sus símbolos, siendo lo demás

juegos de reflejos de una relación intercultural.



24. El segundo error tiene que ver con la incomprensión

de su carácter multidogmático.



25. Como toda cultura que ha sido colonizada, la

quebradeña perdió el derecho a la administración de sus

bienes simbólicos.



26. Esto implica dos hechos:



27. Que la interpretación oficial queda en manos de

instituciones pertenecientes a otras culturas (ej.:

escuela, iglesia, etc.),



28. Que no existe una autoridad jerárquica que valide

la interpretación del relato propio.



29. No existe porque la razón del colonizado es aceptar

el discurso del colonizador (ejerce políticamente su

significación pero la expresa dentro de categorías

distintas).



30. No es válido el discurso del colonizador porque

desconoce la reinterpretación del símbolo dada en el relato

de la cultura colonizada.



31. Cuando la cultura colonizada busca su identidad, no

surge una sino la forma en que cada familia resguardó su

interpretación de sus símbolos.



32. El error es creer ver en esto un relativismo, en el

sentido de una ausencia de criterios de verdad (ej.:

distintos modos de darle de comer a la tierra).



33. Cada familia nos da una verdad del significado de

los signos.



34. La da como verdad consolidada en la experiencia

infantil, cuando se aprendió a ejercerlos.



35. Pero lo peculiar del modo multidogmático es el de

respetar el modo de ejercer el símbolo tal como lo hace el

anfitrión.



36. Para comprender esta categoría, hay dos conceptos

propios de la cultura quebradeña que pueden ayudarnos: la

invitación y la tonada.



37. La invitación es una institución cultural en la que

una familia ofrece para que los invitados aporten con su

participación al éxito de lo esperado con la oferta.



38. Pero la posibilidad de éxito de esta oferta está

dada por el respeto que los invitados tengan ante el modo

de ofrecer del anfitrión.



39. La forma de ofrecer del anfitrión está pautada por

el modo que aprendió desde la niñez.



40. Y la aceptación de ese modo, cuando uno es el

invitado, no implica la renuncia al modo en que el invitado

fue criado, sino en la forma del respeto.



41. La misma relación se da con el canto de la copla.



42. Cada uno lleva la tonada que ha aprendido en su

comunidad.



43. Que haya una gran cantidad de tonadas para cantar

la copla implica que cada uno sepa cantar a su modo, en el

que ha aprendido de sus mayores.



44. Pero al llegar a la rueda se respeta la tonada

reinante en ella.



45. Si uno canta según su tonada, es una oferta propia

a la mesa del anfitrión, como quien aporta con los frutos

de su tierra.



46. Pero su valor de oferta se dará en la oposición a

la tonada de la rueda.



47. La misma copla adquiere el significado del reflejo.



48. El indígena, como ser colonizado, expresa sus

sentimientos por medio de la copla.



49. Tanto en sus referencias poéticas (toma elementos

ya porducidos en la poética española) y su métrica (el

octosílabo propio de la poética española),



50. la copla se desprende del tronco literario

peninsular.



51. No ya el idioma, sino una forma poética y la cita

de poemas específicos de otra cultura.



52. Pero, como las imágenes del santoral católico, las

coplas son resignificadas en la rueda quebradeña.



53. Lo son, no ya sólo en sus contenidos poéticos, sino

en el carácter colectivo y ritual que tiene el canto en el

marco de su cultura.



54. Y en la introducción del concepto de tonada (que

remite al tiempo-calendario y al lugar de origen como

referencias significativas),



55. extrayendo sus referencias significativas de lo

semántico



56. para incluirle contenidos referenciales

geográficos:



57. el momento del ciclo anual de su manifestación,



58. el lugar en que fue criado el coplero.



59. En este sentido, toma plena conciencia de su

carácter colonizado, liberándose en su ejercicio del modo

de significación de sus símbolos (adquiridos):



60. separa los conceptos referenciales de la palabra y

de la voz.



61. La palabra tiene que ver con el criterio de verdad

cedido al colonizador (en este caso: el contenido poético y

la forma poética de la copla),



62. en tanto que la voz es el ejercicio de ese símbolo

en un contexto cultural determinado.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /