Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / GENEALOGIAS CELESTIALES
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

GENEALOGIAS CELESTIALES

En primer lugar existe el Caos, más allá de la palabra, en

el extremo opuesto a la visión. Después existe Gea, hogar

de los inmortales, que dio a luz a Urano en sus mismas

dimensiones. Y acostada con Urano, Gea parió a Rea y a

Cronos, pero el cielo no quiso que los hijos inmortales de

la tierra salieran de su vientre, y la tierra mandó a su

hijo a que castrara al cielo, y nacidos, Rea y Cronos

engendraron a Zeus, y el tiempo no quiso que su hijo

naciera.



Del miembro amputado de Urano nació Afrodita en la isla de

Chipre, y en Chipre Gea y Urano escondieron a Zeus para

que Cronos no se lo comiera. Y, crecido en fuerza y en

poder, Zeus cumplió con el temor de Cronos, destronándolo.

Por los engaños de Prometeo, la cólera de Zeus forjó en

tierra una imagen de casta doncella, cuya belleza engalanó

la virgen Atenea, hija que pariera Zeus de su cabeza tras

haber comido a su madre de ella encinta.



Tan bella fue la casta doncella de arcilla que enloqueció

de deseo al mismo Zeus, quien dándole el bello nombre de

María engendró en su vientre a Jesús, su hijo, dios

encarnado en hombre, eternidad resumida en carne mortal. Y

María parió en una cueva, como fuera alumbrado el mismo

Zeus para evitar la cólera de Cronos, y luego llevó a su

hijo a Egipto, donde Osiris le enseñó el secreto de la

resurrección.



Y Zeus, temiendo que su hijo hiciera con él lo que él

hiciera con su padre, dueño del odio que castrara a su

abuelo, lo condenó a morir en la cruz como a un vulgar

ladrón. Y sapiente de los secretos del regreso, aprendidos

en su infancia egipcia, Jesús retornó de entre los

muertos, entronando a su madre en los cielos y poseyendo

el nombre de Señor.



Pero del mismo Egipto iba a salir la venganza que acallara

la furia de los dioses. Contra la fe popular en que Osiris

guia al alma tras la muerte, se alzó Iknatón despreciando

las revelaciones. Y los hebreos no tuvieron más dios que

el de la guerra y la tierra, y los filósofos griegos no lo

tuvieron más que aquel demiurgo que multiplica la creación

en círculos geométricos, y que lo hace por amor,

enarbolando la proporción de la justicia.



Y tuvieron a sus cálculos por demostraciones verosímiles y

rigurosas, y Jesús fue para ellos la encarnación de esos

cálculos y de ese orden, al que llamaron Logos. Y así

nacieron las dos maneras de decir la genealogía: aquella

que viene del Caos que está en la cosa, y aquella que

parte de la palabra que dice el hombre. Y los

conocimientos de la herencia del Caos llegan al hombre por

boca de la revelación, que es indudable, y los del Cosmos

por la demostración verosimil y rigurosa, que por ello es

cuestionable.



Y la soberbia de la demostración pertenece a los pocos, la

llaman verdad y calla la voz de los dioses; y la potencia

de la revelación se llama profecía, y en ella estamos

seguros en el mundo porque es dicha por la voz de los

dioses. Y en este pago perdido entre las lomas, aunque los

menos hayan impuesto su fe verosimil corrompiendo el

sitial de Roma, sabemos que los hombres devolverán a los

nombres de sus cálculos la voz que le han quitado.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /