Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / LA ARISTOCRACIA DE MARIA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

LA ARISTOCRACIA DE MARIA.

Se ha guardado el linaje y la conciencia del linaje, y la

memoria de la promesa y la esperanza de su cumplimiento.

Cada año doce hijas de herederos del reino eran albergadas

en el templo para ser guardadas y educadas, y en ellas se

esperaba la encarnación de la palabra. A ellas se les

confiaron las palabras (muchas se han perdido porque

fueron dichas para sacar a un pueblo de los pueblos y

darle ley de obediencia, darle tierra, y entre ellos a los

que cosechan de la tierra, los que guardan la memoria, y

hubieron campesinos, soldados y sacerdotes hasta el

cumplimiento de la voluntad).



Porque al hacer todas las cosas, cada una ignoraba la

armonía, y siendo una totalidad completa, una de esas

tantas partes debía reflejar al todo, tener vida de

pureza, ser concebido en virgindad y decir la palabra

exacta. ¿Cuanto más habría que esperar? ¿Bastaban todos

los cuidados de un pueblo santo para albergar el momento?

Ignorando las respuestas y cuanta es la compasión (si es

que la hay) del demiurgo para con la condición humana,

aguardábamos en oración transitando por el mundo.



Cuando la esperanza se diluyó en las cosas de todos los

días, y llegamos a creer que la promesa debía entenderse

en otro sentido, de ninguna manera literal, sin hacer

mayor alarde, porque estaba en la esencia de la creación,

el sentido de los tiempos y de los movimientos se hizo

varón en su seno, y sin que fuera anunciado llegó al mundo

aquel que resumía el orden de las cosas. Burló al pueblo

(si puedo decirlo de este modo, porque esa burla era

inmanente a nuestra ignorancia) eximiéndose de la

magnificencia que es propia de un reinado, ni se detuvo el

sol ni tembló la tierra. Si hubiera encarnado en una

planta o en un cerdo, más fácilmente lo hubiéramos sabido.



Fue quitado de en medio de nosotros para ser criado en

Egipto, de donde venimos, y cuando regresó era un niño

caprichoso y poderoso, y a los trece años se hizo un

muchacho normal, como cualquiera. ¿No había sido acaso uno

de esas tantas cosas que reflejan la armonía salvo en un

punto, una pequeña imperfección por la que debemos seguir

esperando? Hasta que llegó a la ciudad con la gloria de lo

que se aguardaba. Nada había en la tierra más precioso, la

vieja cadena de la tradición se arrojaba innecesaria y

podíamos prescindir de las causas porque sus palabras

manifestaban la consecuencia de su deseo.



Luego fue muy rápido, y María lo sabía. Cuando se le

anunció que el universo encarnaría en su vientre, tembló

porque en el templo se le había enseñado ese sentido. No

puede haber grandeza sin miseria ni salvación sin vicio. Y

no hay pueblo que pueda cargar con su propia dignidad.

Cuando se está por ver a Dios, aparece el Diablo; la

encarnación de la armonía era encarnación y era armonía. Y

el hombre, que era su creación y su vasallo, fue más

poderoso que él y pudo causarle dolor y matarlo.



¿Cuánta violencia y humillación hubo desde los Olivos

hasta la Cruz? La luz buscó en las sombras su complemento;

a esta ecuación se la llama indignidad. Sólo de verlo, los

más bajos instintos se desatan, y prometió regresar, pero

¿de qué depende? ¿Qué deberá suceder para que acontezca,

para que volvamos a ver reflejado el firmamento en una

gota de agua, con sus milagros y también con sus miserias?

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /