Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / LOS NIÑOS VIENEN ADORANDO AL SON DE LOS VILLANCICOS.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

LOS NIÑOS VIENEN ADORANDO AL SON DE LOS VILLANCICOS.

LAS FAMILIAS PREPARAN LOS PESEBRES.

Late la Estrella de Belén sobre el techo de la casa. De

donde sea se consiguen panes de césped para adornarlo. El

Niño es un bien que se hereda, algunos tienen su historia

que alguna vez habrá que documentar, al menos antes de que

se olvide. Los villancicos tienen arcaísmos deliciosos, como

el rial, como ese príncipe que atraviesa el mar en su barco,

y las trenzas caerán coloridas, sostenidas por el mástil,

para ser simbadas por los niños. Hay fardos de gaseosas y

ollas con chocolatada.



Hay competencia y pesebres que se separan para multiplicar

la melodía en la noche, superpuesta, tal vez separada sólo

por una calle de tierra que una gallina atraviesa desganada.

Habrá recuerdos, como, por ejemplo: antes adoraban también

los grandes, pero les da vergüenza. Habrá el imperativo de

aquella mujer que, cuando los vea caminar o bailar

acumbiado, exigirá a los niños: adoren, adoren. Tal vez sea

la misma que incite al rezagado en carnaval y al sikurero en

la pascua.



Será entre las ocho y casi la medianoche, creciendo la

cantidad de niños con las horas. Molestan las fotografías si

es que no se pide permiso antes. A veces un perro se mezcla

con las figuras de los animales. El hecho de que Dios sea un

niño implica que vino al mundo, pero también que tuvo los

caprichos y la inocencia de los juegos como cualquier

changuito. Tal vez sólo después de Freud se valora la

importancia del relato de la infancia de un Dios.



¿Qué eso es ajeno a quienes adoran en los pesebres? No es

cierto, si algo cambió en los últimos años en la Quebrada,

es el lugar de los niños. Antes, ni en las bandas de sikuris

podían tocar. Hoy hasta hay comparsas carnavaleras

infantiles. No sólo se forman con los relatos que se repiten

en los villancicos, sino también con la saga de Cocú. Y con

los nuestros, el Niño del pesebre también vuelve a nacer y

es nuevo cada año, aunque se trate del mismo.



Hay una leyenda que dice que fue Eva, la mujer de Adán, la

que le hizo de partera a María. Y que los Reyes Magos

llegaron desde Bagdad, como los cuentos de Las Mil y Una

Noches y las escenas de guerra que hoy vemos en los

noticieros. Y, del mismo modo, un Niño como cualquiera de

los nuestros, que puede tener en el pesebre un cardón y una

llamita, cuya familia puede vestir como nuestros abuelos

campesinos. Un Dios que es todo inocencia y a la vez

incomprensible como el agua, que deseamos porque alimenta la

chacra pero tememos porque puede arrasarlo todo.



Un tiempo que es el histórico, el de un nacimiento que

partió la historia en un antes y un después, también para

nuestro continente, pero que se reduce, en nuestro ámbito,

con el otro tiempo donde las primeras lluvias se conjugan

con el viento, cuando las chacras son adolescentes y ya se

van cociendo las lentejuelas para el disfraz del carnaval.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /