Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / GRABADOS DE MOLINA. UNA LECTURA EXPRESIONISTA DE LA HISTORIA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

GRABADOS DE MOLINA. UNA LECTURA EXPRESIONISTA DE LA HISTORIA.

LAS OBRAS QUE SE EXPONEN EN CULTURARTE, MAS ALLA DE SU VALOR

ESTETICO, PROPONEN UNA INTERPRETACION DEL PAIS.

Andando por los valles se suele escuchar aún de los Varela,

que no son sino las montoneras de Felipe Varela rumbo al

exilio boliviano. Sarmiento y Mitre, al emprenderles la

guerra de exterminio, decretaron que no se trataba de un

bando político sino de bandidos, con lo cual se abstenían de

respetar las leyes de la guerra. Los recuerdos de aquellos

enfrentamientos y persecuciones quedaron en el relato

popular de nuestra tierra, pero no ya perteneciendo al hecho

histórico sino al mito, y de este modo los Varela conviven

en el monte con la juca y el duende como parte de un mundo

más bestial, pero también más poderoso que el nuestro.



Esta mutación que la cultura popular aplica a la historia,

es la misma en que se basan las imágenes de los grabados de

Pedro Molina, expuestos hasta el 20 de enero en tres salas

de Culturarte. Tal vez sea porque escuchó las mismas

historias, del mismo modo, en el pueblito de su rioja natal,

y supo antes que el uso del buril, el de la memoria

transformada en cuento.



Esta retrospectiva, que abarca los últimos cincuenta años,

puede ser tomada como un libro de historia expresionista.

Historia, porque narra con sus imágenes las presencias de

Cristo retorciéndose de dolor en la cruz, del Chacho con la

oreja que le mandara cortar Sarmiento, del montonero vuelto

tigre, de Lavalle en su agonía, del Che Guevara regresando

con porte de paisano uniformado, o un rostro humano que, ya

en los setenta, se deforma por completo en su dolor y en su

perplejidad, sin por ello reducirse a la bestia, como el

capiango, sino para exigir una respuesta desde lo amorfo.



Hay brujos, dos a la entrada, que acceden al mito ingiriendo

peyote, y hay espantos que se lanzan sobre lo real para

conmovernos. Hay un cielo goyesco, y por ello profundamente

español, que mira a los hombres asombrados, pero no como ese

Dios persona sino como el horror de la cosa humanizada.

Aunque ausentes de esta retrospectiva, los grabados que

realizara para la obra de Lautremont, el joven alucinado que

vive el asedio de Rosas a Montevideo, están presentes en su

mirada de americano devenido surrealista, lo que lo vuelve

más americano y menos surrealista.



Borges, hablando del Martín Fierro, explicaba que el gaucho

nunca hubiera cantado como hablaba, porque en su poesía

habría pretendido ser culto. Los que escribieron la

gauchesca fueron hombres de ciudad, dice. Pedro Molina, en

cambio, rescata la imaginación coloquial de sus paisanos

para tejer su obra, donde se encuentran las imágenes

sugeridas por los relatos populares. Y, comprometido con un

tiempo al que le puso el cuerpo y le esquivó el bulto en

apurados exilios que le hicieron perder parte de su obra,

puede leerse como una seguidilla de sentimientos que nacen

de cada una de estas convulsionadas cinco décadas.



No la historia de los libros, con descripciones, tramas y

documentos, sino la que se cuenta a la vera del ocaso, vino

de por medio entre paisanos, como quien no cuenta historia

sino que sólo dice. Pedro Molina, según nos lo dijera antes

de la muestra, pretende con estas retrospectivas organizar

su legado, pero hay que tener en cuenta que toda

organización de una obra es una resignificación de cada una

de las que se exponen, y nos permite ver aquello que un

artista sintió en cada momento (para su mayor inteligencia,

podría acompañarse esta muestra con un impreso que resumiera

la historia argentina). Y hay que tener en cuenta, también,

que Pedro Molina sigue creando.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /