Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 217. BLANCO COMO LA NOCHE.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

217. BLANCO COMO LA NOCHE.

Si es por contar, dijo el peluquero, les cuento del Pálido

Gutiérrez, hombre que se machaba cinco o seis veces a la

semana. Nunca siete porque, decía, si Dios hizo al mundo en

seis días y descansó en el séptimo, uno no puede destruirlo

en una semana.



Le decían pálido desde un asado en que, por error, levantó

un vaso de agua, quien sabe creyendo qué sería, pero que no

era agua lo que buscaba. Esa vez quedó blanco como la noche.

Si, lo digo porque el Pálido Gutiérrez era tan negro que

aunque viera al mismo Diablo frente a frente, no podía

palidecer más que la noche.



Les decía que se machaba cinco o seis veces a la semana. Si

eran cinco, era para cumplir una promesa con la Virgen. Pero

había dos días en el año en que se machaba más que nunca, se

volvía más cargoso que de costumbre y hasta violento. Porque

el resto de las veces era de macha tranquila, no digo

inspirada, porque era negado para la música, pero al menos

no se la agarraba con nadie.



Pero el Jueves de Comadres y el Día de la Madre, esos día

empezaba antes del matecito de rica rica. Ponía el

despertador a eso de las seis y se mandaba un trago nomás, y

desde ahí hasta el mediodía, meta beber el Pálido. Y

entonces se le escuchaba decir que esos días se machaba para

olvidar que era incapaz de homenajear a su esposa y madre de

sus hijos como ella merecía, porque él, decía señalando su

propio pecho, era una rata miserable.



Por la tarde se olvidaba de para que bebía, se sacaba el

cinto y le pegaba a su amada esposa, pero eso era dos veces

al año, porque el resto era de macha tranquila.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /