Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 221. CONTRAPUNTO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

221. CONTRAPUNTO.

Todo comenzó cuando la abuela entró al patio de la casa de

Juella, contó el peluquero. Llevaba albahaca y un clavel en

la caja, el rostro entalcado y la pollera colorida. Miró a

uno y otro lado buscando la rueda de cantores donde entrar.



Alguno pensó que eligió al azar y otros la ignoraron. Se

puso a cantar bajito hasta que la oportunidad se presentó y

desafió a un viejito. El hombre cantaba lindo, y al recibir

la oferta de contrapuntear, se tocó el ala de sombrero en

señal de respeto y respondió.



Hubo coplas de compromiso, otras picarescas, alguna tomada

de la memoria, hasta que encontró la punta del ovillo por

donde empezar a urdir. Del pasado no trajo coplas sino

recuerdos que puso en cuatro versos. Llamó la atención el

motivo: narraba en cada una un romance, describiendo al

amante o las cosas que le hiciera sentir.



Sin duda hablaba de cosas viejas, y cada vez que ella

terminaba con la suya, el hombre parecía haber recibido una

cuchillada, de la que, sin embargo, se reponía y contestaba,

aunque cada vez más reflexivo y triste. Promediando la

noche, todos pensábamos que la vida de la abuela había sido

de lo más entretenida, y cuando no amagaba a dejar de tener

temas, porque muchos debieron ser sus romances, el abuelo la

cortó con su remate.



Entonces ella le dio el suyo, donde le decía que todo eso

era lo que se había perdido por no aceptar su amor cuando

changos. El hombre con su caja se fueron de la casa sin

decir nada, y ella, antes de hacer lo mismo, supo decir que

había esperado medio siglo para animarse a decirle esas cosas.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /