Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 248. LA TRAMPA DE FELICIANO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

248. LA TRAMPA DE FELICIANO.

- ¿Ustedes creen que era el mismo Diablo o algún diablito,

como él me dijo?



- Habrá que consultar con un especialista.



- Donde habrá, ¿no? Porque si es hombre, estoy enamorada,

pero si es el Malo, estoy asustada. ¿Quién será mi hijo en

ese caso?



- Si quiere, le cuento la historia del Feliciano Monje,

hombre que se hacía pasar por Diablo todos los Carnavales.

Se ponía como a algunos metros del mojón, y chinita que

pasaba le decía que era el Maligno y que no tenía más

remedio de entregarse.



- Vea usted, ¿será el Feliciano Monje?



- Hace tiempo que duerme bajo tierra, será un alumno suyo

tal vez.



- ¿Y como se supo que no era el Diablo?



- Una de esas chinitas, que no era zonza, le pega un

mordiscón en el cuello y se le escapa.



- Y al otro día todos sabían quien era.



- Más o menos, porque llevaba la mordida oculta.



- No me va a decir que era un cura.



- No, pero usaba pañuelo. Como la madre estaba dispuesta a

descubrir al que había querido aprovecharse de su hija, no

dejó pañuelo por desatar, hasta que llegó desanimada a la casa.



- Y nunca se supo.



- Claro que se supo, porque ahí se da cuenta que era su

concubino el que llevaba una mordida debajo del pañuelo.



- La tunda que le habrá dado.



- Lo sacó corriendo de la casa, y cuando le iba tirando la

ropa por la cabeza, escuchaba que el Feliciano Monje le

decía: no seas bruta, que tenés la misma costumbre de morder

que tiene tu hija.



- ¿Y qué hizo la mujer?



- Dicen que lo perdonó, pero a cada carnaval le echaba

candado y no lo dejaba salir.



- ¿Y entonces?



- Ya nunca más volvió el Diablo que engatuzaba a las chinitas.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /