Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 278. INTUICIONES.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

278. INTUICIONES.

Cuando Isidoro Ducase, nuestro querido ceramista, llegó a

su taller en la mañana, lo sorprendió la presencia de un

hombre sentado en un banco entre el torno y la mesada.

Parecía un tipo bueno, vaya a saberse si por la calvicie,

la mirada o el silencio que guardaba. Aspecto pacífico que

sólo era turbado por la huella de un golpe que le había

hinchado el labio y le sangraba.



Siguiendo con su intuición de la bondad del desconocido, lo

supuso víctima de una injusta agresión patotera antes que

partícipe de una gresca, y le tendió un trapo mojado para

que se limpiara la sangre y azúcar para que cicatrizara.

Como si le leyera el pensamiento, el otro se limpió la boca

y le dijo con el tono más normal y calmo:



- Como usted dice, amigo, me llevé este golpe de

comedido que soy. Pero no me arrepiento. Vea, le cuento.

Caminaba yo por la vera del río Grande, que es más acequia

que río, cuando veo que dos jóvenes están a punto de irse a

las manos. Y como hay en mi una cosa natural que me lleva a

buscar que la gente no se pelee, me metí nomás, y me ligue

esta bofetada como salario de pacificador.



- Vea usted, - dijo Isidoro Ducase mientras le

alcanzaba arcilla para que le bajara la hinchazón. – Es

jodido meterse en asuntos ajenos si es que nadie lo llama.

¿Cómo dice que se llama?



- Francisco, - dijo Francisco.



Fue entonces que Isidoro Ducase recordó que le había pedido

a un grillito que le concediera el deseo de que San

Francisco Solano ya no sea un muñeco de madera, sino gente.

Pero no, no podía ser cierto, eran muchas casualidades y el

cansancio.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /