Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 289. COMO PIE A LA HUELLA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

289. COMO PIE A LA HUELLA.

En cuanto supo que se llamaba Etelvina, imaginó su nombre

y el de ella escritos con fibra en la parte de atrás del

asiento roto de un ómnibus. Y, vaya a saberse porqué, esa

imagen era para Isidoro Ducase el síntoma más claro de la

felicidad, del mismo modo en que la luz del sol da a

entender el día.



Será porque pensaba que no había acto literario más puro

que aquel que mueve la pasión, como si el amor pudiera

justificar cualquier barbaridad, y le gustaba imaginar la

historia que la había motivado. Una vez estuvo tan seguro

de poder intuirla que buscó a Marcos y Sonia, nombres

apenas legibles en una declaración de amor, hasta que dio

con ellos y quiso verificar que había imaginado las cosas

como habían sucedido.



El romance había sido más o menos como lo había pensado,

sin demasiado esfuerzo, pero Marcos y Sonia, que lo habían

proclamado de viaje a La Quiaca, ya casi no lo recordaban.

Suele suceder que es el pie, abocado a las dificultades

del camino, el primero en olvidar la huella, y que es la

olla, justamente, la que no recuerda el guiso.



Así fue que Marcos y Sonia lo invitaron a pasar a la sala,

donde Marcos seguía atento a la televisión, sin por ello

estar atento a la programación que miraba, y Sonia seguía

desenjabonando vajilla, mucho tiempo después de que el

detergente se hubiera escabullido por las cañerías.



Y así como el grafiti era señal del amor, la pasmosa

fidelidad a la pantalla y la exagerada precaución de que

los platos estuvieran puros, eran señales de que el amor

ya se había evaporado. Es que el tiempo tiene mal gusto.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /