Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 312. MINGA DE AMOR.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

312. MINGA DE AMOR.

El Esteban, antes de ser minero, fue un niño campesino. De

chango, antes de abandonar su lugar de nacimiento, tuvo un

amor. La conoció en una fiesta patronal que, a la oración,

devino en baile, y la convidó con una cueca y después con

un bailecito, y antes del amanecer, de la mano de coplas

insinuantes, se dejó llevar bajo un molle donde le conoció

la desnudez y las caricias, apenas ocultas tras la caja.



Para quien acaba de conocer el amor, es como el sol que

desecha lo que queda de la noche, y da calor y esperanza.

Se sospecha que, fuera de él, nada volverá a ser deseable,

y, lo que fuera una bendición se vuelve maleficio, y nacen

el dolor y la pena. El Esteban, que estaba enamorado de esa

muchacha, la supuso irremplazable en sus días, como lo son

también los celos.



Andaba prendado como bobo hasta que le conoció la historia.

Se la contaron unos primos que también le conocían la

desnudez y las caricias, porque ella era hija de aquel

puestero que le pagaba a los peones con los cuerpos de las

mujeres de su casa. Fue hace años. El puestero se llamaba

don Crispino.



Habrá escuchado hablar. Los hacía trabajar en el rastrojo o

con la hacienda, y como tenía siete hijas y ningún varón,

las entregaba siempre con la esperanza de que le parieran

un hombre, pero siempre le daban nietas, nunca un nieto.



Cuando el Esteban escuchó esa historia, creyó que era su

obligación vengarse en quien lo había dicho, tomó unos

tragos y lo esperó en la noche con el cuchillo en la mano.

Así fue como tuvo que escaparse y a ella no la volvió a

ver, ni tuvo más noticias.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /