Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 316. LA LOCURA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

316. LA LOCURA.

Y bueno, cuando Isidoro Ducase estuvo a punto de enloquecer

por causa de las cartas que le escribía su ex mujer, se

encontró con don Arturo, que era un hombre sabio y que lo

parecía. Le contó las cosas que le estaban pasando, y don

Arturo le dijo: no se confíe, con la locura se sufre más

que estando cuerdo.



Algunos creen que alocar es como echarse en una siesta en

medio de los problemas de la vida, pero son cosas bien

distintas. Dicen, le dijo, de un hombre que puso en

entredicho la creación divina, porque, decía, las cosas

pueden ser de un modo distinto. Tal vez fuera cierto, y el

agua bien podría ser sólida y colorida, y los cerros

blandos, y el atardecer caer sobre el oriente.



Es más, decía, porque si en la vida hay tanto dolor, puede

ser porque las cosas son de este modo, y el quinchamal

podría ser azul, las aves tener cinco alas y haber ocho

sexos en vez de dos, y por eso ser mejor las cosas.



Pero en el mundo que había construido con su locura, no

sólo las cosas no funcionaban mejor, sin que, para colmo,

estaba solo. La gente lo dejó de entender y lo dejaba

hablar sin oponerse, y él: desnudo cuando el frío y

abrigado en el calor, decidió regresar a la cordura, donde

no se vive mejor, pero al menos los pesares se pueden

compartir con los amigos.



Esas cosas le dijo el hombre con que se encontró sobre la

calle Rivadavia, poco antes de llegar al correo. Y como si

las palabras de don Arturo fueran las manos de un santo,

Isidoro Ducase dejó de lado sus desvaríos y reinició su

vida, si no feliz, al menos normal.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /