Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 322. CORAJE AJENO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

322. CORAJE AJENO.

Le cuento, le dijo el gaucho a don Arturo, de cuando el

patrón me conchabó para que le desenterrara un tapado que,

decían, andaba merodeando en el valle para la hora de la

oración. Le conté ayer que, como a metro y medio, dos

metros de cavado, el suelo empezó a moverse, y entonces vi

cosas de espanto.



No soy hombre miedoso, que de serlo no hubiera sobrevivido

entre este suelo y esta gente, pero se veían dentaduras de

perros amenazantes, despidiendo una saliva amarga y espesa,

cabezas de ratones furiosos, o serían víbora, y garras de

vaya a saberse que alimañas que me buscaban las manos. Todo

eso vi en el pozo del tapado.



Eché una mirada hacia arriba para darme cuenta de que el

agua bendita estaba medio tapada por la tierra. Esas

imprevisiones pueden costarnos la vida. Gracias a Dios, la

de agua ardiente estaba a mano y pude echarme un trago en

la garganta. Entonces pensé que, si en algún momento tenía

que ser valiente, era en ese momento, y saqué el cuchillo.



Tajié todo lo que pude, corte carne de esa bestia de siete

u ocho cabezas diferentes hasta quedar rendido y ella

muerta. Entonces, bajo mis pies, había vajilla de plata y

monedas acuñadas vaya a saberse cuando, como las que

entrega el Coquena a la gente honesta. Las puse en la

alforja y, como pesaban, fui a tranco lento hasta la casa

del patrón, que me pagó mi parte.



Pero cuando el patrón quiso poner sus manos en esas

riquezas, se le volvieron polvo entre los dedos, deshechas,

y entonces supe que nadie puede lucrar con el coraje ajeno,

y me fui antes de que me reclamara mi salario.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /