Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 337. SANTO O ESPANTO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

337. SANTO O ESPANTO.

Por aquellos años en que el hombre harapiento fue visto

caminando por Cóndor, nos contó don Arturo, había un curita

que recorría la región impartiendo aquí y allá sus

bendiciones, y bautizando en la casas aunque, dicen los que

lo recuerdan, nunca se lo vio en la iglesia y se lo empezó

a tener por sobrenatural.



Andaba con su valijita por esos caminos cuando una mujer se

le acercó llorando y se arrodilló a sus pies, aferrada

temblando a su sotana. Le habló de aquel ser extraño con el

que se había cruzado, un hombre sucio, de barba hasta la

panza, que se le acercó y quiso decirle algo, pero no pudo

y lloró.



- ¿Qué sería, padrecito?



- Sólo Dios lo sabe, hija, vamos a ver si le damos

alcance.



- ¿Será santo o será espanto?



- Puede que ni una ni otra cosa, - le dijo. – Si es

del cielo, le pediremos bendición, pero si es endemoniado,

trataremos de salvarle el alma, y si es, como creo, sólo un

hombre perdido, le echaremos una mano. Por algo será que se

puso en nuestro camino.



Y así fue como la mujer y el curita se pusieron a seguirle

el rastro que era, a simple vista, el de un pie descalzo.

No tardaron más de tres días en darle alcance. Estaba

sentado bajo un churqui, mascando ramitas verdes y, sin

dudas, pensando, aunque no pudiera compartir sus

pensamientos.



Se le acercaron por temor a que reaccionara mal, y el

hombre levantó la vista y los miró con dulzura, y la mujer

ya empezó a repetir que se trataba de su primer milagro,

pero no lo dijo cuando el curita la pudiera escuchar, por

temor a que la castigara, sino cuando regresó a las casas.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /