Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 339. PUISCA O ALCOHOL.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

339. PUISCA O ALCOHOL.

Y bien, dijo don Arturo. Estaban en el abra el curita y el

espanto bebiendo, coqueando, comiendo, y no decían nada. El

curita miraba al hombre que había aparecido en el valle,

sin decir nada como para no alardear palabras porque, ya se

le había dicho, el otro era incapaz de articularlas. De

todos modos, el harapiento lo intentaba, sin poder más que

forzar la garganta para emitir gruñidos.



- Tranquilo, - le dijo el curita mientras le

alcanzaba otro vaso de vino. -Ya va a poder hablar cuando

Dios lo permita, - y el hombre lo miraba agradeciendo la

infinita compasión del sacerdote, acababa lo que había en

el vaso y se calmaba.



Hay quienes dicen que fue el vino, y otros que el padre le

pidió la puisca a una pastorera que pasaba con su hacienda,

y con ella le desenroscó la lengua, pero lo cierto es que,

al fin, cuando el hombre de Dios creyó que aquello no sería

más que una larga comilona en silencio y en lo alto del

cerro, el otro, no sin dificultad, pudo articular unas

palabras.



El sacerdote lo miró con ternura, porque en realidad no

había entendido ni una de sus palabras, y le dijo que, si

podía, por favor le repitiera lo que le había dicho. El

otro, medio tartamudeando y algo inseguro, trató de armar

la primera oración que pudo en tantos años:



- No hablo desde que perdí la huella.



La satisfacción que lo embargaba por haberlo hecho, al fin,

fue tanta que volvió a llorar, por lo que el cura empezó a

creer que se trataba de un hombre muy sensible. Entonces le

preguntó cómo se llamaba, y el otro, entristecido, le

respondió:



- Ya no me acuerdo.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /