Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 356. DIJO EL DIFUNTO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

356. DIJO EL DIFUNTO.

¿Vio?, me he muerto y sigo hablando. Entre las tantas cosas

que no nos podemos explicar y que se seguirán contando,

esta va a estar entre las más extrañas, le dijo el difunto

relojero al comisario y se puso a opinar sobre la ropa que

debía vestir su cadáver, cosa en la que no opinaba lo mismo

que los otros, los vivos. No me van a enterrar con

semejante aspecto.



La gente de la casa dudaba entre hacerle caso, salir

corriendo o terminar la señalada a la que lo habían

invitado en vida, y así se lo dijeron, vea pu, compadre,

que es extraño todo esto. ¿Cómo dice que se ha muerto si

ahí nos sigue hablando? Muerto estoy, les dijo el relojero,

pero si lo que quieren es seguir con la señalada, nos

hacemos los tontos y me velan mañana, les dijo.



No se que pensará el comisario, pu, y el comisario se sentó

sobre un tronco a pensarlo, porque nunca le habían sucedido

cosas así, y el relojero le dijo que meta nomás, total que

es un amigo, un día más de vida no le va a venir mal, si es

que está en mis manos decidirlo, total que nadie va a andar

preguntando demasiado, y entonces dieron la orden de ir al

corral, tomar la vacuna en la entrada, preparar el

enflorado y empezar con la ceremonia, que era lo que los

había reunido.



La bandera blanca flameaba en lo alto llamando a los

vecinos, a lo que le yaparon algunas bombas, y cada cosa se

hizo como se debía hacer y, sobre todo, como si el relojero

no se hubiera muerto. Se chayó, se brindó y se copleó hasta

el alba casi, porque todos sabían que de seguir la

diversión, el hombre seguiría allí entre ellos.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /