Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 388. EL MITO DE LA ROSARIO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

388. EL MITO DE LA ROSARIO.

Cuando Isidoro Ducase abandonó a la Rosario, ella se la

pasó de mesa en mesa bebiendo, pero también picando una

empanadita o una cucharadita de locro aquí y allá, y hasta

se decía que el plato del que ella probara, brindaría buena

suerte. Bebía, comía, y a la hora de la macha, sollozaba:



- Miren como me ha dejado el Isidoro, pues, - decía

señalando su gordura.



Alguno se atrevía a decirle:



- Bueno, parece que comida no le faltaba, - pero,

como suele hacer la gente, la mayoría se callaba la boca y

pensaba para si que era demasiada mujer para vivir con ella.



Tanta fue su gordura que, dicen, llegó a no poder pasar por

la puerta de la catedral de su Humahuaca natal, cosa que

debe ser exagerada, pienso yo, o será que esa vez estaba

abierta sólo una de las dos puertas. Pero la exageración,

si es tal, sirve para figurarnos lo tan ancha que se había

puesto.



Cuentan que, un día en el que salió a caminar para bajar

unos kilitos, toda la majada de ovejas de don Robustiano

durmió bajo la sombra que proyectaba, y dicen que, por la

salvación de su alma, abrazó la pobreza, diciendo que si

por rica no iba a poder pasar por el ojo de una aguja, como

escuchó alguna vez que decía el padrecito en la misa, menos

lo iba a poder hacer con semejante panza, así que era mejor

ser pobre.



Pero lo que debe ser cierto es el cuento del sombrero del

Pascal, viajante de comercio, sobre el que se sentó la

Rosario para dejarlo tan fino que se fue volando con el

viento. Dicen hoy día que si uno lo ve volando en algún

lugar perdido, quiere decir que no le faltará comida.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /