Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 391. BLANDURA DE DESPEDIDA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

391. BLANDURA DE DESPEDIDA.

En su lecho de muerte, muchos se acercaban a la Rosario

para ver si con la blandura de la despedida se le soltaba

la lengua y revelaba el secreto de su delgadez repentina. Y

estaban en lo cierto, porque cuando ya debía estar

escuchando las campanadas del cielo o las frituras del

infierno, tomó la mano que tenía más cerca, puso cara de

tener que confesar algo que guardaba en su pecho por

décadas, y dijo:



- Ustedes quieren saber como fue que adelgacé, y les

entiendo la intriga, pues. Era tan gorda que apenas si me

tenía en pie, y en unas semanas de ausencia, regresé tan

delgada que pocos me reconocían. Bien, - dijo, y ante los

ojos atentos de todos los presentes, dejó caer su cabeza de

lado y ya no dijo nada más, al menos en esta vida.



Los más efusivos se ofendieron y no se quedaron al

velatorio, pero otros tragaron saliva e hicieron como suele

hacerse con los muertos: la perdonaron. Dios era el juez

ante el que debía presentar su balance, tal vez lo

estuviera haciendo o estuviera transitando los caminos que

llevan al juicio, pero ahí no terminaron sus misterios,

porque, puesta en el cajón, sucedió uno más.



Dicen los que cargaban el cajón en el cementerio que,

conforme andaban, pesaba más y más, hasta lo intolerable, y

que la madera empezó a crujir como si reventara en el

momento de ponerla en la tierra. Dicen también, pero vaya a

saberse si es cierto, que el Diablo la fue a buscar en el

cementerio, la miró tan ancha como descansaba en su fosa, y

se dijo que no iba a hacer tanto esfuerzo en llevarla, que

se la dejaba a Dios si la quería.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /