Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 395. DEBEN CREERTE ESPANTO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

395. DEBEN CREERTE ESPANTO.

Les conté, nos dijo el hombre triste, que, cuando mi mujer

se fue a Jujuy para cuidar a su madre, al llegar a casa me

encontré con una mujer rubia que me tendió los brazos y me

besó antes de que pudiera escuchar la tonada de su voz.

Pasaban los días, y siempre a la hora de la oración, cuando

el sol se pierde tras el cerro Cono, aparecía por el camino

que la lleva hasta la puerta de mi casa y entraba como si

fuera la suya.



Por verla llegar me asomaba a la ventana siempre a la misma

hora, cosa que supongo que habrán echo todos los vecinos

que se debían escandalizar con esa actitud mía, pero me

empezó a llamar la atención no verla llegar desde lejos,

sino como si apareciera poco antes de la esquina. Ya les

dije que sabía los dolores de cabeza que me traería, sobre

todo cuando mi mujer regresara, pero no sabía como ponerle

fin, ni tampoco se si lo quería.



Empecé a sospechar algo malo cuando me crucé con las

vecinas. Yo bajaba la vista, en parte por culpa, porque me

sabía en falta e intuía su recriminación, pero también

pensaba que sus maridos me debían envidiar, y entonces me

llamó la atención que, en vez de decirme algo, se

persignaran a mi paso. Sin duda que lo mío era un pecado,

pero tampoco era que me había vuelto un espanto, y cuando

ella llegó, se lo comenté asombrado.



- Deben creerte un alma en pena, - le dije a la mujer

como podía haber dicho otra cosa, y la tenía en mis brazos

y no pensé nada malo hasta que la escuché decir, al tiempo

que me mordía suavemente la oreja:



- Claro, querido, ¿qué otra cosa voy a ser?

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /