Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 397. COMO SE CUENTA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

397. COMO SE CUENTA.

Yo no confío mucho en Dubin, porque cuando escribe los

Laberintos Humanos pone lo que a él se le ocurre, cosa que

no es necesariamente lo que sucedió. Me gustaría pedirle

que me dejara contar mi historia con mis propias palabras,

porque, al fin de cuentas, se trata de mi vida y no de la

suya. Pero así son las cosas, porque él es el autor y

nosotros somos los personajes.



Mi historia, o al menos la parte de mi historia que es

interesante, la que aquí les cuento, es un tanto delicada.

Veremos si la respeta, nos dijo el hombre que había llegado

a nuestra mesa, se había bebido medio vaso de vino que

había empezado a tomar Juan José Ferreira Miranda, y nos

contó de la vez en que su mujer tuvo que viajar para cuidar

a su madre, que estaba enferma, y como desde entones, todas

las tardes, lo visitaba un alma en pena rubia de la que se

había enamorado perdidamente.



- ¿No les digo? Dubin acaba de poner que me enamoré,

y no es exactamente así. Ya les dije que estaba atrapado

como de una brujería, que no era dueño de mi voluntad ni de

mis actos, pero tampoco eso lo creyó mi esposa cuando

regresó a la casa.



Les digo que antes de llegar ya le habían ido con el cuento

de mi infidelidad, y, para colmo de males, no llegó hecha

una furia sino que más bien parecía un perrito mojado.



- ¿Es cierto lo que me dicen?, - me preguntó con la

voz atragantada por las lágrimas, y supe que me otorgaba su

voto de confianza, que era capaz de creer en mi negativa.

Por eso es que no pude mentirle.



- No es una mujer, - le dije, - es un alma en pena. Y

me tiene embrujado.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /