Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 441. PARA TODA LA VIDA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

441. PARA TODA LA VIDA.

Por esas historias, algunas de las cuales eran puro cuento,

al abuelo se lo tenía por sabio. Y era por esa fama de

sabiduría que el ex presidiario lo admiraba, tanto que no

había vez en que no nos propusiera ir a conversar con el

viejo, que siempre tenía una historia en los labios

mientras trabajaba los surcos de su chacra, meta mover

tierra, sacar hojitas enfermas o arreglar el alambrado para

que no se la comieran las cabras.



No se si se acordarán, pero el ex presidiario vivía con

aquella bella muchacha que, alguna vez, había usado un

pantalón blanco que ya no le quedaba, porque había

engordado. Bueno, la cosa es que una mañana llegamos con el

Isidoro Ducase y lo vimos desconsolado con los codos en la

mesa, y con voz de ultratumba nos dijo que su mujer había

desaparecido. Nomás que lo fuimos a buscar al abuelo, que

lo tenía de vecino y era una zoncera no consultarlo, así

que le contamos y se vino con nosotros, cerrando la acequia

para que el agua no se desbordara de los surcos.



- Vea, amigo, - le dijo el abuelo. – Tenga paciencia,

que si la mujer es realmente suya, va a volver, pues.



- Yo pensé que se trataba de un amor para toda la

vida.



- Y puede que lo sea, pero quien cree que conoce a

las mujeres es como quien le cree a los candidatos en

tiempo de política, pues. Hágame caso y tenga paciencia.



Y la tuvo el hombre, tanto que un día la vio regresar.

Cuando el abuelo la vio bajar del ómnibus, corrió como pudo

y le dio un consejo al marido:



- ¿Usted quiere envejecer con ella? – El hombre

asintió. – Entonces, mejor no le pregunte nada.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /