Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 477. NECESARIO Y SUFICIENTE.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

477. NECESARIO Y SUFICIENTE.

Nada de lo que aquí leyeron en los últimos días alcanza

para un crimen. Debió pasar algo más que acrecentó los

sentimientos del ebrio hasta volverlos decididos a la

acción. Lo que pasó fue que, mirando a ese hombre casado y

rico al que acusaba la mujer rencorosa, la vio llegar a

ella y, aunque no supo lo que se decían, vio lo que hacían.



Fue en el patio de la casa del almacenero, cuando ella vio

desde la calle que el hombre le sonreía. Eso quería decir

que la deseaba y que su esposa estaba ausente. Por eso se

le acercó y lo miró con mirada lánguida, y le dijo que no

se preocupara, que ella no le iba a traer problemas, y

cuando el almacenero casado pensaba en que clase de

problemas podría no traerle, vio como la mujer rencorosa se

ponía en puntas de pie y acercaba sus labios a los suyos

hasta besarlos con los ojos cerrados.



- No era cosa tan difícil, pues, - le sonrió ella.



El almacenero puso su mano en la cintura de ella, ella su

mano en el vientre de él, y el ebrio, que en un instante y

en una sola visión descubrió que era un tonto, que ella lo

había engañado como, se dijo, lo hacen todas las mujeres,

puso su mano en el mango del cuchillo y corrió hacia ellos,

hacia los que acababan de besarse.



Ella le dijo que se deje de locuras y que pare, y lo dijo

gritando, casi desesperada porque sabia lo que estaba por

ocurrir, y el ebrio dijo:



- Es tu culpa, pues, si me engañas con este.



Y aunque los tres comprendieron que exageraba en su

diagnostico, la medida de su justicia estaba dada por el

cuchillo que le entraba en el vientre al almacenero.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /