Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 484. PIQUETE ESCEPTICO.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

484. PIQUETE ESCEPTICO.

El tercero de los borrachines que buscaban al asesino para

ganarse la recompensa, vio caminando por el cerro a un

hombre que estaba más ebrio que él. Su cuerpo a duras penas

se sostenía en equilibrio, y solo Dios podía saber para que

le podía servir mantenerse en pie. Pero, dicen, Dios es

cariñoso con el destino de los ebrios.



Con olfato de bebedor, supuso que con aquel podía compartir

algunos tragos, así que apuró el paso y se le acercó,

diciendo un buenas tardes que, como anzuelo en el rio,

esperaba la respuesta de quien aun no conocía. El otro

levantó pesadamente la cabeza, lo miró desde sus pupilas

presas tras barrotes rojos, se limpió el labio por reflejo,

y medio como quien insulta, le dijo:



- Buenas serán para usted.



- En todo caso se las deseo, no lo tome a mal.



- No pierda el tiempo, que ni estas tardes ni las que

vienen serán buenas para mi, pues.



- Mire que la suerte puede cambiar.



- Para peor será.



Ya no sabía cómo pegarle a ese pesimismo acantonado, cuando

el otro, medio para no caerse, le dijo tras su piquete

escéptico:



- Vea, nomas. Hoy me amanecí con una mujer que luego

supe que era ajena.



- Más vale perderlas que encontrarlas.



- Solo que el que me perdí fui yo. Tiempo hacia que

me pedía que la vengara de un hombre al que hoy la vi

besando.



- Nadie entiende a las mujeres.



- Menos yo, que lo maté de odio.



- Disculpe, ¿por casualidad ese hombre no era

almacenero?



- Quién sabe, amigo. Hasta ayer lo hubiera

acuchillado porque ella me lo podía, y hoy lo hice porque

ella lo besaba.



- Qué cosa, ¿no?



- Y yo que era feliz con mi mamita.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /