Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 488. RUMBO A LA SALAMANCA.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

488. RUMBO A LA SALAMANCA.

Dicen que el Eustaquio era un buen hombre.



- ¿Por qué? ¿Murió?



- No, pero le pasaron cosas bien extrañas.



- Cosa que no lo hace ser buen hombre.



- Es cierto, pues. Pero el Eustaquio era un buen

hombre al que le pasaron cosas bien extrañas.



- Mire usted, ¿y cuáles fueron esas cosas?



- La primera de todas es que una tarde se puso a

seguir un rastro.



- Hay cosas más extrañas.



- Tenga paciencia, compadre, que el rastro lo llevó a

la salamanca.



- Eso ya es distinto.



- ¿No le digo yo?



- No me dice nada, porque usted me dijo que era un

hombre bueno, y yo no sé qué tiene que ver eso con la

salamanca.



- Mire que es ansioso, pues. Le dije que era un buen

hombre y que le pasaron cosas extrañas. Empecemos por las

cosas extrañas.



- Como usted guste.



- Más que como yo guste, le voy a contar como

sucedieron.



- Meta, y salud.



- Salud, amigo. Le cuento que ya desde el camino se

oía el sayal de las cajas, cosa que le hizo perder el

rastro.



- ¿Y para que seguía el rastro?



- Para pasar la tarde nomás, pero el vibrar de la

rueda de copleros se le metió en el alma y se dijo: será

que ese es mi camino.



- ¿Y fue nomás?



- Como le cuento. El ruido venia de una vertiente que

bajaba por el faldeo del cerro, y era como una cortina de

agua clara, ¿vio?



- No, pero no importa.



- Y tras la cortina de agua, una sirena con su

cabellera negra espejada cayendo sobre la piel morena de

sus hombros.



- Como en una contratapa del Tribuno.



- Ni más ni menos.



- Pero ella no lo ve, y canta como si no la oyera

ningún mortal.



- ¿Con quién copleaba?



- Deje que le cuente mañana.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /