Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 499. ¿LO CREE JUSTO?
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

499. ¿LO CREE JUSTO?

El Eustaquio dejó atrás también a esa gente, porque lo que

quería era salir de la salamanca. Pero fue entonces que

escuchó redobles y quenas, y la voz lejana de niños

cantando un antiguo villancico. Como no creía que una

adoración del Niño se pudiera hacer en la salamanca, pensó

que aquel sonido debía venir desde la entrada de la cueva,

y apuró su paso para no correr el riesgo de que se fueran.



Una hora, hora y media habrá andado por esos túneles, y las

voces y la música se acercaban y se alejaban como

zamarreadas por el viento, hasta que vio a unos niños que

empujaban la pared de la cueva como si tuvieran la ilusión

de poder moverla. Sorprendido, aunque empezaba a sospechar

que también esa pudiera ser una trampa del Tío, se les

acercó.



- ¿Qué hacen, niños?



- Queremos llegar hasta el pesebre.



- Pero no parece que estuviera por allí la salida.



- ¿La salida?, - dijo uno de los niños como si el

Eustaquio hubiera dicho una barbaridad. – Eso es imposible

para nosotros, nos conformamos con poder adorar al Niño del

Pesebre.



- ¿Y por qué no pueden?



- ¿No lo ve?, - participó otro. – Somos duendes, pues.



El Eustaquio los miró asombrado, pensando que se estaba

asustando, pero era otra cosa. Duendes conocía desde

chango, porque en esta tierra son hartos, sobre todo

después de los Carnavales, y no siempre le habían dado

miedo.



- ¿Usted cree que es justo?



- ¿Qué quieren que les diga?, - les respondió el

Eustaquio. – Yo soy muy poca cosa para andar opinando, pues.



Y los duendecitos, como si esa respuesta les bastara,

volvieron a pechar la pared.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /