Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 524. COMO EL GOLEM.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

524. COMO EL GOLEM.

El que era muy raro era el padre de su novia, tan pálido

como una papa abajeña y pelada para más, y cuando

promediaron los vinos y las mujeres se fueron a dormir, el

suegro le contó su historia al Toshiro, porque era de

hablar cuando quería. La historia era casi increíble y, a

pesar de la macha que calzaba el viejo, Toshiro llegó a

sospechar que podía ser cierta.



Nací en ese cerro, le dijo el hombre señalando uno que se

asomaba sobre las espaldas del Cono y que, como ese

Diciembre había llovido mucho, estaba blanco como los

cabellos de un anciano. Y no nací de mujer sino de hielo,

le dijo y lo miró para ver el efecto que causaba. Mire

usted, le dijo el Toshiro, que ya hablaba algo de español.

Como le cuento, le dijo el hombre.



Así como Dios hizo al hombre del barro, le dijo, cuando el

hielo se derrite en las alturas, se mezcla con la tierra y

es acariciado, a la vez, por un viento frío y por el calor

del sol, se produce un efecto similar. Y verá, no somos

muchos pero somos buenos, dijo sin ningún resabio de

humildad. Los judíos tienen al Golem, pero a ese le dan

vida con algunas letras escogidas de las escritas del

Pentateuco, pero allí, dijo señalando el cerro, la cosa es

de lo más natural.



Si dispone de tiempo se lo cuento, le dijo el hombre. Lo

que el Toshiro quería era irse a dormir con la hija de ese

hombre, pero sus costumbres japonesas le enseñaban que no

era de buena educación decírselo, y se quedó a escuchar.

Que hombre raro, se dijo el viejo. Prefiere escucharme a mi

que dormir con mi hija. Así serán los japoneses.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /