Warning: reset() expects parameter 1 to be array, null given in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 40

Warning: Variable passed to each() is not an array or object in /home/intuicio/public_html/andes/texto.php on line 41
Intuiciones / 535. DIOS Y LAS COSAS.
victrola
intuiciones.com.ar
s u m a r i o
Inicio
Genealogía del Diablo
Textos
El Suelo
Intuiciones
El Vuelo
Evangelios Paganos
Laberintos Humanos
Zambas de la Traición a la Patria
Tonadas
Miradas
Contacto
                                   
VIRGENES

Textos de Ricardo Dubin /

cultura

535. DIOS Y LAS COSAS.

Se cuenta de Moshé Mishushaki que sostenía que no se podía

encontrar a Dios más allá de las cosas cotidianas. Lo decía

con tanta convicción que era capaz de entrar en éxtasis

místico ante la contemplación de una naranja, o salía a

peregrinar sin destino presupuesto, entendiendo que sólo

con andar estaba construyendo el santuario al que se

dirigía.



Una madrugada de Enero abrió las ventanas de su habitación

y, sintiendo la suma de los ruidos que salían de todas las

peñas, que son muchas en ese mes en Tilcara, pensó que

daban como resultado el canto de los ángeles. Convencido de

esa peculiar ecuación, salió a besar a cuanto muchacho y

jovencita ebrios se encontraba por las calles,

agradeciéndoles aquello que le estaban regalando, que para

él era un anticipo de los coros celestiales.



No le fue mucho mejor cuando se puso a decirle a quien

quisiera oírle que la bocina del camión del carbonero era

igual a las trompetas que anunciarán la llegada del Mesías,

y propuso en el Concejo Deliberante que se tocara cada día

a las seis de la mañana para bendecir la jornada, pero no

le hicieron caso.



Amaba el canto de las aves, pero también la cumbia, y se

ponía a llorar de emoción con el ruido de los frenos de los

ómnibus en la estación tilcareña, donde se lo podía ver

secándose los ojos con un pañuelo blanco. Todo para él

estaba bendito, desde el perfume de albahaca hasta el hedor

de una cloaca, y aunque pocos podían comprenderlo, tan

calma era su sonrisa que no sólo se lo respetaba, sino que

también se lo amaba, aunque a la distancia.

volver arriba
 

® 2006 - Derechos de autor sobre textos e imágenes, reservados y protegidos.

WebDesign: mancovsky
/ clases de percusión en buenos aires / Ashtanga Yoga / taller de percusión, clínicas de percusión, enseñanza todos los niveles /